24 . 4 . 2015 Volver al listado

CONFIANZA CONSUMIDOR CAE 6,7% EN MARZO, SUBE EXPECTATIVA DE INFLACIÓN

Confianza del Consumidor Marzo

Con una caída de 6,7% respecto a febrero, en el mes de marzo el Índice de Confianza del Consumidor (ICC) retoma la tendencia a la baja que registra -con cierta volatilidad- desde el mes de noviembre. Parte de esta caída era el ya estimado "desinfle" post campaña electoral, pero la magnitud y generalización del mayor pesimismo en los subíndices y en prácticamente todos los "otros indicadores de confianza económica", indicarían que estarían incidiendo otros factores.

La caída mensual de los tres subíndices que componen el ICC -donde sobresale la de la "Predisposición a la compra de bienes durables" (-11,3%)- coincide con un salto en las "expectativas de inflación" del consumidor (13,8%) y expectativas más pesimistas en materia de desempleo e ingreso de los hogares. También la percepción de la situación actual resultó afectada, con una caída del subíndice de "Situación económica personal actual" y de la "capacidad de ahorro" de las familias.

Si bien todos los subíndices del ICC se contrajeron en marzo respecto a febrero, la Predisposición a la compra de bienes durables registró la mayor caída. Esta se registra tanto en Electrodomésticos (-10,1%) como en Automóviles y vivienda (-13,2%). Con las fuertes contracciones de enero (-9,1%) y de marzo (-11,3%), este subíndice presenta el menor valor desde junio de 2009, y cierra un primer trimestre del año que permitiría estimar una nueva desaceleración del consumo privado.

Esta contracción reflejaría básicamente el incremento del tipo de cambio, pero no sólo eso. También incidiría un mayor pesimismo respecto a la Situación de la economía del País, que coincide con Expectativas de desempleo mayores y de Ingresos para la familia menores. Esto permitiría formular la hipótesis de que más allá del efecto precios, se esperaría una desaceleración en el sector real de la economía.

Pasada la campaña electoral e instalada la percepción de un escenario global y regional no tan favorables como en el pasado, los consumidores estarían ajustando sus expectativas y de allí, en un marco de relativamente mayor nivel de endeudamiento de las familias tras años de expansión del crédito al consumo, cabría esperar comportamientos más moderados en materia de gasto.

 

EXPECTATIVAS DE INFLACIÓN SEGÚN ATRIBUTOS DE LOS CONSUMIDORES

El índice de Expectativas de Inflación de los consumidores en marzo presentó un aumento de 13,8% respecto a febrero, lo cual muestra que tras la moderación registrada en febrero, los consumidores vuelven a ingresar en zona de atendible pesimismo en materia de inflación esperada. Al analizar el índice por atributos de los consumidores, se aprecia que como ha sido la regla desde que se releva la información, las mujeres manifestaron una actitud más conservadora respecto a las expectativas de inflación.

Puntualmente, en el último mes, ajustaron sus expectativas 15,5%, mientras que los hombres lo hicieron en 9,9%. Esta situación podría explicarse por el hecho de que en promedio posiblemente las mujeres están más cercanas al efecto del cambio de precios en el presupuesto diario familiar.

Por otra parte, al analizar las respuestas según nivel educativo, aquellos con primaria completa o menos, seguidos por quienes completaron hasta el ciclo básico son los que en el mes de marzo reaccionaron de manera más marcada (aumentando el índice de expectativas en los segmentos respectivos 39,4% y 25,5%), con lo que a marzo quedan como los más pesimistas.

No obstante, cabe señalar que los consumidores con mayor nivel educativo (terciario y secundaria completa) ya venían ajustando sus expectativas en los meses anteriores. En particular, partiendo de niveles de optimismo -índice menor a 50- gradual pero ininterrumpidamente, el índice de expectativas de inflación del segmento de universitarios entre octubre y febrero acumuló un incremento de 43,6%.

Esto por un lado mostraría que ante el relativamente mayor incremento de precios de alimentos en marzo, y ante la instalación de un escenario de un dólar más caro, los consumidores con menos años de educación formal ajustaron fuertemente, en tanto quienes cuentan con más años de estudio, en promedio, fueron "leyendo" otra información del contexto ya en los meses previos.

En otro orden, en marzo el interior del país presentó un ajuste mayor que Montevideo (17,0% contra 9,1% respectivamente). Mientras que, si se analiza por segmento etáreo, a mayor edad hubo mayores expectativas de aumento de los precios (la única excepción es la franja 60 años o más que apenas aumentó sus expectativas de inflación en el mes). Una hipótesis que podría explicar este fenómeno sería que tanto las personas que viven en el interior como aquellas personas de más edad, dada su experiencia, asocian más fuertemente la evolución del tipo de cambio con la formación de precios. En este sentido, cabe destacar que en marzo el tipo de cambio se depreció 4,3% (vendedor punta a punta) alcanzando $26,15 a fin de mes.

 

OTROS INDICADORES DE CONFIANZA ECONÓMICA  

El menor optimismo de los consumidores del mes de marzo se vio reflejado en los Otros Indicadores de Confianza Económica, donde Expectativas de Inflación fue el indicador que exhibió la mayor variación respecto a febrero (13,8%).

Esto respondería a que tras la desaceleración mostrada en los dos meses previos, la inflación en 12 meses (7,6%) retomó la senda de crecimiento, donde al interior del IPC los rubros de Alimentos y bebidas y Transporte aumentaron por encima del 0,7 promedio. En tanto, la fuerte dinámica del dólar, que ya no se percibe como transitoria, seguramente apuntalen estas expectativas en los meses siguientes.

Por su parte, y en la misma dirección de mayor pesimismo, las Expectativas de Ingreso y Expectativas de Desempleo, variaron en magnitudes similares, -4,2%, y 5,2% respectivamente, y en línea con las expectativas de situación futura del país que cayó 7,6%. Asimismo, en un marco en el cual los agentes perciben una desmejora de su Situación personal actual (- 3,5%), y en que perciben una inflación que se dinamizaría afectando la capacidad de compra de sus ingresos, el índice que mide la percepción de Capacidad de Ahorro en el mes registró una caída de 5,1%.

 

Fuente: Extraído del informe de Enero - POPCE (UCU-Equipos). Documento adjunto.

ADJUNTOS
Confianza del Consumidor Marzo-2015
Confianza del Consumidor Marzo 2015
Galería de imágenes Volver al listado

Noticias relacionadas