13 . 4 . 2015 Volver al listado

EVALUACIÓN DE GESTIÓN DE INTENDENTES 2014

Evaluación de gestión de intendentes 2014

Durante 2014 Equipos MORI realizó encuestas en los 19 departamentos del país para conocer la evaluación de los ciudadanos sobre el desempeño de los Intendentes.

Este período fue especial, porque varios de los Intendentes electos en 2010 renunciaron o tomaron licencia en sus cargos para realizar campaña nacional, y continuaron gobernando sus suplentes. Por tanto las mediciones en algunos casos refieren al Intendente titular, y en otros refieren al Intendente suplente (en ese momento en ejercicio).

Las mediciones fueron realizadas en distintos momentos del año. En algunos casos la dinámica política local fue intensa, por lo que quizá pueda haber variaciones en el clima de opinión registrado en algunos departamentos en 2014 y lo que podría verse hoy. Pero, en la mayoría de los casos, la estructura de opinión es razonablemente estable (y ha sido así durante todo el período de gestión).

El promedio de aprobación de los Intendentes en 2014 fue de 51%, y la desaprobación del 30%. Los juicios tienen una estructura casi igual a la del año anterior (52% y 29% respectivamente). En términos globales entonces, la evaluación promedio de los Intendentes se ha mantenido estable, y con un tono razonablemente positivo (el saldo neto es de +21 en promedio).

Pero, como siempre ocurre, el promedio se construye a partir de situaciones razonablemente heterogéneas. En este contexto, los estudios de Equipos MORI permiten identificar cuatro grupos de Intendentes, discriminados por su nivel de aprobación.

En primer lugar, hay un grupo de aprobación extraordinaria que ronda o supera el 70%. Curiosamente, son uno de cada partido. El de mayor aprobación fue el Intendente de Rivera Marne Osorio (Partido Colorado) con 75% de aprobación, seguido el de Florida Carlos Enciso (Partido Nacional) con 71% de aprobación, y el de Rocha Artigas Barrios (Frente Amplio) con 69% de aprobación. Estos tres Intendentes están a su vez en situaciones diferentes. Los dos primeros (Osorio y Enciso) están en plena campaña compitiendo por la reelección (en este contexto de opinión) con altas chances de conseguirla, mientras que el Barrios ya cumplió con los dos períodos que le permite la Constitución.

En segundo lugar, hay otro grupo de Intendentes que mostraron un apoyo mayoritario. Estos fueron Wilson Ezquerra de Tacuarembó con 67%, Armando Castaingdebat de Flores con 64%, y Agustín Bascou (suplente de Guillermo Besozzi), de Soriano con 63%, los tres del Partido Nacional. De este grupo, los dos primeros no pueden reelegirse, mientras que el tercero estuvo al frente de la Intendencia los últimos meses de 2014 y ahora compite para transformarse en el sucesor de Besozzi en el gobierno de Soriano.

El tercer grupo está compuesto por Intendentes de aprobación moderada. Nuevamente encontramos aquí Intendentes de todos los partidos políticos. Estos son José Luis Falero de San José (Partido Nacional) con 52%, Álvaro Compá de Salto (Partido Colorado, suplente de Germán Coutinho con licencia por la campaña nacional) con 51%, Marcos Carámbula de Canelones con 49% (Frente Amplio), Luis Aycaguer (suplente de Benjamín Irazábal) de Durazno con 47% (Partido Nacional), y Dardo Sánchez de Treinta y Tres (Partido Nacional) también con 47%. Estos están en muy diversa situación. De este grupo dos de ellos (José Luis Falero en San José y Dardo Sánchez en Treinta y Tres) están buscando la reelección, y tres de ellos no son candidatos: Carámbula en Canelones porque cumplió sus dos períodos, y Compá en Salto y Aycaguer en Durazno porque sus sectores designaron a otros candidatos (Coutinho en Salto que busca su reelección, y Vidalín en Durazno).

El cuarto grupo es el de Intendentes con clima de opinión dividido: Jorge Gallo de Río Negro (Partido Nacional, suplente de Omar Lafluf) con 43% de aprobación, Adriana Peña de Lavallleja (Partido Nacional) con 42%, Susana Hernández de Maldonado (Frente Amplio, suplente de Oscar de los Santos) con 39%, Sergio Botana de Cerro Largo (Partido Nacional) con 38%, al igual que Walter Zimmer de Colonia (Partido Nacional) y Bertil Bentos de Paysandú (Partido Nacional). En este grupo también hay diversidad de situaciones en términos de competencia política. Tres de ellos (Adriana Peña en Lavalleja, Sergio Botana en Cerro Largo y Bertil Bentos en Paysandú) buscan su reelección, mientras que Walter Zimmer en Colonia ya gobernó dos períodos  y no puede ir por más. En la misma situación están los titulares electos en Maldonado y Río Negro (Oscar de los Santos y Omar Lafluf), mientras que sus suplentes (Susana Hernández y Jorge Gallo respectivamente) no son candidatos.

Por último, hay dos departamentos que atravesaron en 2014 por un clima de opinión negativo hacia la gestión departamental. Estos son Ana Olivera en Montevideo (31% de aprobación), y Patricia Ayala en Artigas (36% de aprobación). La primera no compite por la reelección, pero Ayala en Artigas sí es candidata por el Frente Amplio.

La aprobación de la gestión de un Intendente no significa necesariamente intención de voto, pero son variables que están relacionadas: aquellos Intendentes del primer grupo (apoyo extraordinario) tienen altas probabilidades de ser reelectos, y para los del último grupo (clima negativo) vale lo contrario (aunque nada es imposible). En el medio, una amplísima gama de grises y matices donde las candidaturas locales y la dinámica de cada campaña determinará quiénes asumirán como Intendentes por 5 años más el próximo 10 de julio.

Ficha técnica:

El estudio fue realizado en base a una serie de encuestas especiales realizadas por Equipos MORI en los 19 departamentos del país entre marzo del 2014 y enero de 2015.

Universo: en cada departamento el universo se definió como el conjunto de las personas mayores de 18 años residentes en hogares particulares con teléfono, en todas las localidades con una población mayor a 1.000 habitantes.

Muestra: para cada departamento se empleó una muestra aleatoria de 300 casos lo que permite trabajar con un margen de error de +/- 5,7% dentro de un intervalo de confianza del 95%.

Cuestionario: se utilizó un cuestionario estructurado y precodificado.

Relevamiento: El relevamiento fue realizado en forma telefónica directamente en los hogares de los entrevistados. Los entrevistados fueron seleccionados utilizando cuotas de sexo y edad de acuerdo a los parámetros poblacionales.

Pregunta:

“¿Ud. aprueba o desaprueba la forma en que se está desempeñando el Intendente?”

ADJUNTOS
Gestión de intendentes 2014 Volver al listado

Noticias relacionadas