25 . 4 . 2012 Volver al listado

Las preferencias partidarias de mitad de ciclo

Ignacio Zuasnabar

Esta semana (última semana de abril) es una semana en algún sentido bisagra: es el punto intermedio entre la elección que pasó y la elección que vendrá. Estamos exactamente a dos años y medio de la elección de primera vuelta de 2009, y a dos años y medio de la elección de 2014.
En este punto, Equipos MORI preguntó a los uruguayos cuál sería su preferencia partidaria si las elecciones fueran hoy. Los resultados provienen de la última encuesta regular de Equipos MORI, realizada entre fines de febrero y principios de marzo del presente año.

La preferencia por partidos si las elecciones fueran hoy
Cuatro de cada diez (40%) manifestaron que si la elección se realizara el próximo domingo votarían al Frente Amplio, algo más de una quinta parte (22%) al Partido Nacional, un 16% al Partido Colorado, 2% al Partido Independiente y 1% a Asamblea Popular. Por otra parte, 3% afirmó que votaría en blanco o anulado, y 16% no sabe a quién votaría (GRAFICO 1).
Estas respuestas muestran, gruesamente, las orientaciones de los uruguayos hacia los distintos partidos. No pueden considerarse “intenciones de voto” propiamente dichas porque, en tiempos tan lejanos a la elección, hay mucha información que los ciudadanos desconocen como para poder tomar una decisión final. Entre otras cosas –nada menos- no se sabe con precisión (aunque algunos puedan imaginárselo) quiénes serán los candidatos de cada partido.
Pero, si bien las respuestas reflejan básicamente orientaciones primarias, muestran ser razonablemente estables en los últimos meses, por lo que los resultados de esta encuesta no parecen azarosos o casuales. Como ya se sabe, la mayor parte de la población uruguaya no cambia su orientación partidaria de la noche a la mañana, por lo que en este plano (como en otros) las cosas en Uruguay suelen cambiar más bien lentamente (GRAFICO 2).

Los bloques y su continuidad
En líneas generales la información muestra, una vez más, un electorado que se divide en dos mitades o “bloques” de tamaño aproximadamente similar. El Frente Amplio (40%) apenas supera (dentro del margen de error) a la suma de Partido Nacional y Partido Colorado (38%).
Los resultados son sorprendentemente similares (en términos de bloque) a los que se registraban 5 años atrás, en mitad del período electoral anterior. Una encuesta de Equipos MORI de junio de 2007 mostraba una preferencia al Frente Amplio de 40%, al Partido Nacional de 28% y al Partido Colorado de 8%. La suma de bloques de entones (40% a 36%) es casi igual a la actual (40% contra 38%), una prueba más de la estabilidad mencionada anteriormente (GRAFICO 3).
La estabilidad de los bloques no es novedad: en todas las elecciones presidenciales de 1999 a la fecha, punto más punto menos, el electorado se distribuyó en mitades aproximadamente similares.

La “interna” tradicional
Sin embargo, los resultados actuales también muestran que no todo son estabilidades: hay diferencias significativas en la posición relativa de los partidos “adentro” del bloque tradicional. Hace cinco años, en el mencionado estudio de 2007, el Partido Nacional tenía 20 puntos de ventaja sobre el Partido Colorado. Era difícil pensar que el Partido Colorado pudiera descontar esa diferencia y desplazar al Partido Nacional del segundo lugar (de hecho el Partido Colorado creció mucho, pero aún así quedó lejos del segundo puesto).
Pero actualmente la situación de inicio es bien diferente: la diferencia se entre ambos se ha reducido a 6 puntos (menos de la tercera parte), por lo que se ha tornado un escenario mucho más competitivo donde nada puede descartarse.

Para el final
A esta altura de los acontecimientos la mayoría de los ciudadanos uruguayos aún ven muy distante el próximo período electoral (contrastando con los desvelos cotidianos de buena parte del liderazgo político). Los resultados y análisis sobre preferencias partidarias deben interpretarse en este contexto.
En el escenario de hoy sí aparecen claros algunos grandes trazos, con estabilidades esperadas en términos de bloque, y con confirmación de algunas variaciones en la competencia entre partidos dentro del bloque tradicional.
Pero pensando hacia adelante todavía queda mucha tela por cortar. Los candidatos, las campañas, y elementos externos como la coyuntura económica, o la evolución de algunos de los principales temas del país, terminarán de configurar el escenario final del cual emergerá el futuro presidente de los uruguayos.

Metodología
Los resultados provienen de la última encuesta nacional regular de Equipos MORI, realizada entre el 28 de febrero y el 12 de marzo de 2012. Fueron entrevistadas 717 personas mayores de 18 años, a partir de una muestra probabilística, polietápica, que utilizó control de cuotas de sexo y edad para la selección final del entrevistado. La encuesta abarcó todo el territorio nacional en zonas urbanas de 10.000 habitantes y más. El margen de error máximo esperado es de 3,7% dentro de un intervalo de confianza del 95%.

Volver al listado

Noticias relacionadas