15 . 7 . 2012 Volver al listado

Evaluación de gestión de Mujica cae a 39%

Ignacio Zuasnabar

En julio el 39% de los uruguayos aprueba la gestión de José Mujica como Presidente de la República, el 33% la desaprueba y el resto tiene opiniones intermedias. Estos registros constituyen una caída en el apoyo público al presidente respecto a la medición de abril. La aprobación disminuye 8 puntos (estaba en 47%) y la desaprobación aumenta 5 puntos (estaba en 28%). De esta forma, esta medición de julio es la más baja en lo que va del período de gobierno. A pesar de esta caída, el Presidente mantiene un saldo positivo de +6 en los juicios sobre su gestión.

La caída en el apoyo al Presidente en el último bimestre no se asocia con explicaciones económicas (se produce en un contexto en el cual las percepciones sobre la economía están razonablemente estables) ni a la preocupación por la inseguridad (que es más “estructural” que coyuntural) sino que probablemente estén asociados a problemas de gestión política propiamente dichos y, al menos parcialmente, a efectos propios del ciclo político.

En cuanto a la gestión política, este último bimestre el Presidente ha enfrentado al menos cuatro temáticas que generaron gran polémica. Cronológicamente: a) el relevo del Ministro Héctor Lescano y otros integrantes del equipo de gobierno y el enfrentamiento con el Frente Líber Seregni por este tema; b) la situación generada en Paraguay y el ingreso de Venezuela al MERCOSUR; c) el debate por la legalización de la comercialización de marihuana; d) el “caso PLUNA”. Si bien a) y c) se trataron de asuntos en los cuales el gobierno intentó tomar la iniciativa en la agenda pública, la forma en que se canalizó el debate terminó generando visiones polarizadas o directamente críticas (al menos en cuanto a la legalización de la comercialización de marihuana).

En los temas b) y d) se trata de eventos no previstos por el gobierno pero en los que probablemente tampoco sale bien parado. Pero también hay que tener en cuenta el ciclo político. Estos juicios públicos se inscriben dentro de un tercer año de gestión de gobierno, que suele ser el más complejo (en circunstancias normales) en términos de opinión pública. En este tiempo ya se ha disipado el efecto inicial de “luna de miel” de los gobiernos y empiezan a ser más fuertes las expectativas sobre concreciones y logros. En balance, el gobierno está enfrentando un escenario de opinión pública en el cual mantiene un saldo positivo, pero que presenta ribetes algo más complejos que en el primer semestre. Si es correcta la hipótesis planteada en este análisis respecto a que uno de los componentes que explican la caída es la propia gestión política del Presidente (y del gobierno en su conjunto) en algunos asuntos clave, también se deduce que al menos una parte de la solución está en sus propias manos.

Ficha Técnica Las personas encuestadas fueron seleccionadas del total en base a una muestra probabilística de hogares, y aplicando cuotas de sexo y edad en la elección del entrevistado. En la última medición fueron entrevistadas 713 personas de 18 años y más de edad en localidades urbanas de más de 10.000 habitantes entre los días 2 y 16 de julio de 2012. El margen de error esperado para una muestra de 713 casos es de +-3.7% considerando un intervalo de confianza del 95%.

Volver al listado

Noticias relacionadas