10 . 8 . 2013 Volver al listado

La decisión de Vázquez y su posible efecto electoral

La decisión de Tabaré Vázquez de aceptar ser pre-candidato en la interna del Frente Amplio es una decisión de gran impacto sobre el escenario electoral. No es una decisión que sorprenda demasiado a los uruguayos (la gran mayoría ya creía que iba a serlo), pero sí es una decisión trascendente.

¿Por qué es un hecho trascendente? Por una razón muy sencilla. Vázquez es hoy el líder político de mejor imagen del elenco político nacional, y con una diferencia relativamente importante sobre el resto. Y además esta imagen ha sido sostenida en el tiempo en los últimos años. De hecho, en los 30 años de estudios sistemáticos de opinión pública en el Uruguay, no hay antecedentes de un líder político con una imagen como la de Vázquez, es un fenómeno completamente inédito. Por tanto, obviamente tiene consecuencias sustantivas para el escenario electoral, tanto en la interna del Frente Amplio como en la competencia entre partidos.

De acuerdo a la última encuesta de Equipos MORI, del mes de junio. Vázquez recibe el aprecio o simpatía de casi dos de cada tres uruguayos, seguido por Mujica, Astori, Larrañaga, Bordaberry y Lacalle Pou. Por debajo vienen otros posibles pre-candidatos en la interna. “Simpatía” no significa intención de voto, no significa que esto sea la cantidad de gente que los vota, pero sí la cantidad de gente que los aprecia, que es el requisito inicial para el voto.

La elección de 2014, sin embargo, será muy probablemente una elección competitiva, como fueron las últimas tres (1999, 2004 y 2009). En Uruguay las identidades ideológicas y partidarias marcan la cancha de manera muy fuerte, en dos mitades más o menos parecidas, y eso es un rasgo muy estable: la mayoría de las personas tienen camisetas partidarias definidas que no cambian en seis meses o en un año. Y hay un grupo en el medio, más independiente, que será el que terminará inclinando la balanza. Está claro que, por el peso de su imagen, la candidatura de Vázquez aumenta las probabilidades del Frente Amplio. Pero, aún así, todavía queda mucha tela por cortar para poder anticipar cómo se desarrollará la elección del año próximo. A esta altura no se puede decir con seriedad cuál será el resultado más probable.

Volver al listado

Noticias relacionadas